Un tercio de los jóvenes está expuesto a niveles peligrosos de ruido

Deja un comentario

enero 21, 2008 por Damián Taubaso

nightclub2.jpg

Escuchar música a altos niveles sonoros, ya sea por el uso de iPod, MP4, MP3 y discman o concurrir habitualmente a discotecas está provocándole pérdida de la capacidad auditiva (hipoacusia) a un alto porcentaje de adolescentes y jóvenes.

Según la primera etapa de una evaluación auditiva realizada en distintos colegios de nivel secundario, un tercio de los estudiantes sufren una exposición excesiva a ruido no ocupacional, es decir, durante las horas dedicadas a la recreación. “Los jóvenes se exponen frecuentemente a ese tipo de ruido durante sus actividades de esparcimiento, en especial las relacionadas con música”, comentó el doctor Mario Serra, director del Centro de Investigación y Transferencia en Acústica (Cintra), de la Universidad Tecnológica Nacional, en Córdoba.

Junto con la doctora Ester Biassoni, experta en psicoacústica del Cintra, Serra codirige un grupo multidisciplinario de investigadores del Centro de Alta Tecnología de Otorrinolaringología, del Hospital de Córdoba y del Centro Piloto de Detección de Errores Metabólicos (Universidad Nacional de Córdoba) para poner en práctica un programa de conservación y promoción de la salud auditiva adolescente.

Entre las principales preferencias recreativas “ruidosas” de los adolescentes está ir a lugares bailables, usar equipos personales de música, tocar instrumentos musicales de gran potencia sonora, como la batería, y participar en grupos musicales, entre otras.

Los 85 decibeles (dB) son el límite entre la exposición “peligrosa” y “no peligrosa” a ruido continuo. Sin embargo, indicó el coautor, “mediciones en discotecas de la ciudad de Córdoba muestran valores de entre 104,3 y 112,4 dB, con picos de hasta 119 dB”.

Serra y Biassoni observaron que trabajos científicos señalan la incidencia de factores personales en el consumo de música y la participación en actividades recreativas ruidosas entre los adolescentes. “Esos estudios indican que la juventud considera los ambientes ruidosos como excitantes y acordes con un comportamiento exuberante. Es más -dijo Biassoni-, se habla de «fenómeno de ruido social» para describir la tendencia de los jóvenes a frecuentar lugares bailables y hacer otras actividades ruidosas.”

La experta señaló que existen adolescentes con oídos más sensibles que otros a la exposición a altos niveles sonoros. “En estos casos, que quizás se deban a factores genéticos por estudiar y que el programa contempla, los oídos sufren daño más precozmente. Pero siempre la mejor forma de evitar la hipoacusia es la prevención.”

Via La Nación

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Audio

(Del ingl. audio, y este del lat. audĭo, yo oigo).

1. m. Técnica relacionada con la reproducción, grabación y transmisión del sonido.
Periodismo 3.0

Seguime en Twitter

Counter

  • 504,544 vistas
Unión de Bloggers Hispanos
Top Blogs Argentina Buzzear (AR)
free hit counter
A %d blogueros les gusta esto: