¿Qué hace que la gente quiera jugar al Rock Band o Guitar Hero?

Deja un comentario

noviembre 10, 2009 por Damián Taubaso

guitar_hero

La puesta a la venta de DJ Hero, el último videojuego musical de Activision, es la excusa perfecta para repasar un artículo publicado en Psychology Today, en el que el Doctor Gary Marcus, profesor de psicología y Director del Centro de Lenguaje Infantil de la Universidad de Nueva York (NYU), explora las razones que llevan a las personas a jugar y fascinarse tan rápidamente con este tipo de entretenimiento.

Según Marcus, parte del encanto radica, por supuesto, en la música. Escuchar a Los Beatles, Metallica, Aerosmith, Nirvana y otras muchas bandas es irresistible. Pero, el costo del juego equivale a 4 o 5 álbumes, y requiere un aprendizaje hasta poder escuchar una canción completa. La pregunta es, ¿por qué presionar botones en un controlador, cuando puedo poner Sgt. Pepper en el reproductor de CD, o aprender a tocar un instrumento de verdad?

Marcus plantea, por otro lado, que mientras algunos juegos pueden ser vistos como una práctica para la vida real, como el Monopolio para entender sobre bienes raices o el ajedrez para la estrategia, las guitarras plásticas o la bandeja de DJ de estos juegos poco tienen que ver con los instrumentos reales. No hay cuerdas, no hay trastes, no hay dónde enchufar el amplificador: a excepción del ruido del plástico al manipularlo, el pseudo-instrumento no hace ningún sonido en absoluto. Además, no hay cabida a la genuina creatividad, como si la habría con un instrumento de verdad.

El artículo tambien plantea que un estudiante de guitarra real debe pasar horas y horas practicando escalas y acordes, y aprender acerca de la relación entre la melodía y la armonía, mientras que un aficionado de Guitar Hero se salta directamente a las canciones, y puede que nunca aprenda la diferencia entre una escala mayor y una menor. Y desde un punto de vista económico, cuesta prácticamente lo mismo (si no se tiene en cuenta la consola y los instrumentos) comprar una canción en iTunes que descargarla para Guitar Hero o Rock Band, con la salvedad que la descarga de un mp3 a un reproductor se puede escuchar una y otra vez, donde quiera que estes, y no solo mientras estás sentado frente al televisor.

Entonces, si no sirve como práctica para una carrera musical, y no es eficiente ni racional desde un punto de vista económico, ¿qué es lo que lleva a la gente a jugar estos juegos?

Según Marcus, el ansia de poder“.

Por ansia de poder, se refiere a poder controlar el mundo del individuo.Docenas de estudios en los últimos años han demostrado que los seres humanos son más felices cuando creen tener el control. Pero, si bien a los seres humanos les gusta mucho estar en control, no siempre son tan buenos para decir si realmente lo tienen“. Y Guitar Hero está diseñado para hacerle pensar al individuo que tiene el control, cuando en realidad no es así.

Inferir el control es en realidad el ejercicio de inferir la causalidad; queremos saber si A causa B, pero algunas veces todo lo que sabemos es que cuando A sucede, B también sucede. En jerga técnica, inferimos una causalidad a partir de una contingencia temporal“.

Los juegos como Guitar Hero ponen en marcha una de las ilusiones más potentes de la contingencia temporal que he visto: si el jugador pulsa el botón en el momento oportuno, el ordenador reproduce una grabación de una nota particular (o conjunto de notas) desempeñada por un músico profesional. La música en sí es potente y gratificante – Keith Richards sabe realmente cómo tocar una nota -, pero el verdadero secreto del juego es lo que pasa si no aprietas el botón: no se oye la nota.”

El cerebro chirría y se da cuenta de la contingencia. Cuando pulso el botón, oigo a Keith Richards, cuando no pulso el botón (o pulso el botón equivocado, o lo pulso a destiempo), no oigo a Keith Richards. Por lo tanto, ¡yo soy Keith Richards!“.

La conclusión se desprende de esto. No se trata tanto de escuchar las canciones, sino de tener la ilusión de que es el jugador el que las está generando.Tú no pagas 60 dólares para escuchar las canciones, estás pagando 60 dólares para engañar a tu cerebro para que piense que las estás haciendo. Tu mente consciente puede estar más avispada – y darse cuenta de que todo es sólo un truco – pero tu mente inconsciente es completamente feliz y se deja engañar“.

¿Vale eso 60 dólares? Si quieres sentirte como Keith Richards, la respuesta sin dudas es sí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Audio

(Del ingl. audio, y este del lat. audĭo, yo oigo).

1. m. Técnica relacionada con la reproducción, grabación y transmisión del sonido.
Periodismo 3.0

Seguime en Twitter

Counter

  • 511,648 vistas
Unión de Bloggers Hispanos
Top Blogs Argentina Buzzear (AR)
free hit counter
A %d blogueros les gusta esto: